Cuando llegue el momento de instalar algún sistema de automatización de persianas en tu hogar, seguramente te encontrarás con que existen de distintos materiales y tendrás la duda de saber cuál es el adecuado.

Es importante saber que existen tres tipos: persianas de PVC , de madera y de aluminio. También debes identificar el tipo de uso que deseas darles.

Las persianas de aluminio son las menos comunes y las más recomendadas para colocarse en exteriores debido a su alta resistencia a las inclemencias del clima y a los golpes.

Las persianas de madera sin lugar a dudas le darán un toque de elegancia a tus espacios. Son recomendadas solo para interiores, pues el carácter de este material requiere de cuidados y un mantenimiento especial. Si tu decoración en general contiene madera, éstas serán el complemento perfecto.

Pero, si lo que buscas es durabilidad y un toque moderno, las persianas de PVC te brindan una amplia gama de ventajas estéticas y funcionales. Por una parte, son resistentes al frío y al sol que pega en las ventanas, debido al acabado en laca y/o esmalte en cada persiana o lama, lo que prolongará su vida útil.

Otro beneficio que las persianas de PVC te ofrecen, es que permiten un cierre hermético entre lama y lama. Gozarás de un perfecto aislamiento térmico y acústico en tus interiores.

Existen persianas de PVC en diseños vanguardistas que le darán el toque de distinción que tanto has pensado para tus interiores.

Ahora que ya lo sabes, queda en ti la decisión de escoger el tipo de material para tus persianas automáticas. Te deseamos realices la mejor compra.